03/12/2018

Más de 20 años dedicados al marketing político, podría cambiar el mundo con un buen discurso

Pedro Picatoste: "Para mí el marketing político es un trabajo. Es una parte de nuestro trabajo como agencia de comunicación, que consiste en: crear, pensar y poner en práctica ideas que tienen que ver con la propaganda. Es decir, con la acción política de la comunicación".

Con el resultado que han dejado recientemente las Elecciones Andaluzas, y a pocos meses de que se den las elecciones municipales –el próximo 26 de mayo de 2019 se celebrarán en toda España-, cada vez son más y más los dirigentes políticos que utilizan estrategias de marketing para lanzar su campaña y dar al pueblo lo que desea y necesita.

Pero, ¿qué es, y qué implica el marketing político? Hablamos con Pedro Picatoste, CEO de Gente Comunicación, quien acaba de cumplir sus 30 años dedicándose al mundo de las comunicaciones y casi los 24 años dedicados a este tipo de asesorías políticas.


Hola Pedro, gracias por acceder a esta entrevista. Antes de nada, cuéntanos... ¿cuál es la definición de marketing político?

Para mí el marketing político es un trabajo. Es una parte de nuestro trabajo como agencia de comunicación, que consiste en: crear, pensar y poner en práctica ideas que tienen que ver con la propaganda. Es decir, con la acción política de la comunicación.

Para hacer marketing político, ¿se utilizan las mismas estrategias que el marketing convencional?

Sí, en gran parte. La diferencia es que se tiene que tener un conocimiento no solo del target, sino un conocimiento profundo del ámbito geográfico y espacial a quien va dirigida esa acción propagandística.

¿Se puede cambiar la opinión de los votantes tan solo con un buen discurso?

Solo con un buen discurso, si te lo crees, se puede cambiar el mundo.

Las estrategias de marketing político, ¿sirven tanto para dar el discurso que el pueblo quiere oír, como para –de alguna forma- poder hacer frente a los lobbies o grupos de presión?

La política es un ejercicio muy noble. Que tenga mala imagen es sorprendente porque, verdaderamente, la gente que apuesta por dedicarse a la política lo debe hacer porque cree que puede mejorar la vida de sus conciudadanos, la de su ciudad y la de su entorno. No se trata de ir a la contra, ni de decir lo que se quiere escuchar. Se tiene que llegar al Poder para poder cambiar la realidad. Tiene que tener un objetivo, el gran fracaso de la política es cuando se quiere llegar al poder y no se sabe para qué.

¿Qué hay de las redes sociales? ¿Las autoridades políticas usan Community Managers?

Por supuesto. Todas las autoridades políticas deben de asesorarse y deben de trabajar con asesores, esto no es ningún delito. Lo que está claro es que las redes sociales alcanzan una dimensión que se pierde un poco el Norte... Porque, Internet es un medio de comunicación más, aunque ahora tenga una fuerza tal vez sobrevalorada, pero es un medio de comunicación. Si solo haces redes sociales, pierdes un gran porcentaje de tu target. Y si solo utilizas medios offline, también. Hay que hacer una combinación ya no de los medios que hay, sino de los medios que hay en cada momento y en cada lugar. Porque, si haces una acción solo de redes sociales en un pueblo con una población envejecida, por ejemplo, vas a llegar al 5% de la población y, por lo tanto, será un fracaso; sin embargo, si pones un cartel en la puerta del bar, tal vez consigas muchos más impactos.

¿Cómo  puede mejorarse una campaña política?

Para mejorar una campaña política es fundamental que la persona que lidere ese grupo político, el candidato, tenga dos características muy importantes: una de ellas es que sepa lo que quiere, como he dicho antes; y la otra es que se deje asesorar. Porque hay personalidades políticas que, como ya son líderes de por sí, piensan que ellos tienen la clave de todas y cada una de sus acciones. Y aunque tengan cosas claras -que es muy bueno-, es muy bueno también que desde fuera alguien les diga cuáles son sus puntos fuertes. Hay políticos que son muy buenos hablando; hay otros que son muy buenos en el contacto personal; hay políticos que son muy malos en eso y en todo; y hay gente que tiene habilidades que desconoce. Por ejemplo, los hay que piensan que tienen una buena imagen y es lamentable; o los que piensan que hablan bien y hablan fatal; o piensan que van bien vestidos, y están fuera de lugar... Todos esos detalles se tienen que ver desde fuera.

Para concluir, creo que esta pregunta ya la has respondido pero... ¿qué es lo más importante que deben (o deberían) tener en cuenta los dirigentes políticos a la hora de lanzar su campaña electoral?

Lo más importante que tienen que tener en cuenta no es que le asesoren, es saber para qué se ponen a hacer esto. Es decir, a nadie se le ocurre ponerse a controlar una central nuclear sin estar capacitado para ello. Verdaderamente si no tiene un objetivo, se va a perder. El objetivo es lo más importante de la política, no te puedes meter en política sin saber adónde vas. Porque si no, está claro que no estás ahí por eso, estás ahí por otros motivos... Y por eso la política tiene mala imagen.

Muchas gracias por tu tiempo.