15 Jan / 2014

Según el PMBOK la principal guía de estándares para la dirección de proyectos, una Oficina de Gestión de Proyectos (PMO) es “un cuerpo o entidad dentro de una organización con responsabilidades asignadas en relación a la dirección centralizada y coordinada” de los proyectos que desarrollan. Se trata pues de una organización central de administración, de coordinación de la comunicación y gestión de recursos compartidos dentro del programa o portfolio de proyectos, que prioriza, instruye, orienta, supervisa, crea procedimientos, implementa técnicas y herramientas y monitoriza el cumplimiento de las políticas y estrategias relacionadas con cada proyecto. 

En ellas, cual directores de orquesta, los Directores de Proyectos con conocimiento y experiencia, crean música para nuestros oídos, gestionando especialistas, clientes, ideas y planes para finalmente ofrecer un servicio o producto para una diversidad de usuarios finales. 

La creación de una PMO requiere pues de a) espacio físico b) buenos profesionales de diversas áreas c) proyectos d) patrocinadores y clientes que proporcionen recursos y e) los Directores del Proyecto que orquesten los procesos.

Quedémonos con esto en nuestras cabezas y analicemos por otra parte un sector que está disfrutando de un crecimiento de algo más del 23% en los últimos tres años y que proporciona servicios a un número creciente de usuarios de alrededor del 40% por año, según el estudio publicado en Emergent Reserch. Hablamos de los espacios de trabajo flexible o coworkings, cuya previsión es que en 2020 superen los 26.000 locales en todo el mundo, según el mismo estudio.

Y es comprensible, puesto que estamos ante un cambio de paradigma, del modelo de trabajo, hacia la flexibilidad e independencia, capaz de adecuarse a un entorno cambiante, lleno de nuevos y desconocidos retos. Son espacios de protección y preparación frente a la incertidumbre, pero al tiempo, una potente base humana y profesional, comunidades capaces de innovar, inspirarse y generar ideas y por supuesto y con el conocimiento necesario, gestionar proyectos.

Más allá del coworking, aquellos a los que ya les toca o pronto les tocará liderar y marcar las reglas del juego profesional y empresarial, quieren coliving, colaughing, cothinking, corelaxing, cocreating….cowhatever o coeverything. Son o somos “comunidad”, que protege ante las adversidades, con quien compartir ideas, risas, aprendizaje, proyectos. Es una forma de entender el mundo, el esfuerzo y la gestión del tiempo, tu vida en definitiva.

Por esto los espacios de trabajo flexible van a más, pero el reto es saber hacia dónde.

Retomemos el concepto de PMO u Oficina de Dirección de Proyectos. Crucemos sus particularidades con aquellos elementos que caracterizan a las comunidades de coworking, a saber: espacio, coubicación de profesionales de diversas áreas, proyectos, clientes y patrocinadores. ¿Son lo mismo? No, pero casi.

Si dotásemos a estos espacios de trabajo flexible de Directores de Proyectos para la gestión tanto de proyectos internos de la comunidad, como externos, cumpliríamos con los requisitos necesarios para mutar hacia Oficinas Técnicas de Proyectos o PMOs, con además un componente adicional de innovación y creatividad, fruto de la diversidad y perfil de los coworkers.

Éste, creo, es un gran y emocionante reto para los gestores de espacios de coworking. Apostemos pues por incorporar a nuestros equipos Directores de Proyectos, formados y experimentados en esta fascinante disciplina, que sean capaces de liderar una amplia tipología de iniciativas relacionadas con las especialidades profesionales de los miembros. La propuesta es de doble vía, también dirigida a Directoras y Directores de Proyectos que pueden descubrir en estos ecosistemas profesionales otra forma de hacer valer sus certificaciones y el conocimiento adquirido tras lidiar entre líneas base, planes directores o metodologías ágiles.

En cualquier caso, el principal desafío será diseñar los procesos para que la colaboración entre los usuarios de coworking, sea real, ágil, comprometida y rigurosa, que permitan diversificar y ofrecer nuevos servicios de calidad tanto a inversores, emprendedores y empresas de nuestro entorno, como a nuestras comunidades.

Elena Gomis-Boix, PMP, SCM.

Project Management Professional

CEO Glub

www.glub.center

Fuentes:

Guía PMBOK 5ª ed. Guía de los Fundamentos para la Dirección de Proyectos. Ed. PMI

www.eleconomista.es

https://cincodias.elpais.com

www.coworkingspain.es

35 Comments

  • Ricky Cortez 12.10 am 11 January 2014 Reply

    Conec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem. Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo, fringilla vel, aliquet nec, vulputate eget, arcu. In enim justo

    • Hanson Rob 12.10 am 11 January 2014 Reply

      Conec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem. Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo, fringilla vel, aliquet nec, vulputate eget,

      • Ricky Blue Eyes 12.10 am 11 January 2014 Reply

        Conec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem. Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo,

Write the message