05/07/2018

Daniela D. Salazar

Un Community Builder es esa figura que tiene que estar al tanto de las personas que forman parte de un coworking. Entender lo que hacen, sus necesidades, su forma de colaborar (activa o pasivamente) y la manera que tienen de sumar en comunidad.

¿Se puede vivir sin redes sociales? ¿Qué es un comunity builder? Y, lo más importante, ¿quién es Daniela Salazar?

Hola Daniela, gracias por hacer nuestra entrevista.

Buenos días, ¡es un placer!

Lo primero es que te definas en 3 palabras, nosotros hemos pensado: mexicana, comunity builder e instagramer jejeje las puedes cambiar.

Pues... Esas están bien, no sé yo si instagramer jajajajaja. ¡Mexicana desde luego! Pero creo que si me tengo que definir en 3 palabras me gusta pensar que soy: perseverante, resolutiva y feliz.

¿Qué es un comunity builder?

¡La pregunta del millón! Y puedo citar a varios de los grandes en esto: Marc Navarro, Diego Tomás cualquiera que pertenezca a CoworkingInSpain o Coworking Europe son muy grandes explicandolo, pero si lo traslado a mi día a día un Community Builder es esa figura que tiene que estar al tanto de las personas que forman parte de un coworking. Entender lo que hacen, sus necesidades, su forma de colaborar (activa o pasivamente) y la manera que tienen de sumar en comunidad.

También es la figura que vive el espacio en el que trabaja, entiende la filosofía, la traslada y la lleva a la acción.

¿Qué costumbres mexicanas mantienes?

¡Pues sigo teniendo muchas! De lenguaje sigo hablando de usted, sigo diciendo “mande”, “wei” y algunas frases que usamos en México. A nivel cultural... Misa los domingos, bendecir los alimentos, caminar siempre por la parte de dentro de la acera. Cada año celebro con mis amigos “la Independencia de México” que coincide con el día que llegué a España. Las celebraciones de mis cumpleaños suelen ser de 3 días, sigo la liga americana de baseball, en casa se comen tacos con salsa o más bien casi todo se come con salsa, se escuchan canciones norteñas y se bebe tequila siempre que se puede. También me enfado en mexicano.

¿Podrías vivir sin redes sociales?

¡Podría (aunque no quiero jajajajaja)! De hecho, los últimos 3 años en Cuaresma hago un parón de mis redes personales por 40 días (avisando en casa y a mis amigos) e intento centrarme en otras cosas. La verdad es que me viene muy bien. Para mí es un momento de reflexión, de pensar bien qué uso les quiero dar a las redes, qué y con quién quiero compartir parte de mi día a día. También me sirve para darme cuenta que no todo se piensa en hashtag o emoticono jajajajajaja.

Cuéntanos algo que hayas aprendido trabajando en un coworking.

¡Muchísimas cosas! Pero hay 2 cosas que yo destacaría de trabajar en GLUB.

Lo 1º es la pasión y diversidad que tienen todos por sus trabajos... Me encanta ver los diseños que hacen l@s chic@s de Gente Comunicación por la calle y pensar que todo eso sale de un despacho de Glub. El control y cuidado de Alma, hablar con Pedro de Historia, de estrategias de comunicación, sentarme a planear con Elena y seguir y establecer las estrategias. Entrar a hablar de lo que hace Tama, David y escuchar sus conversaciones sobre la evolución de las máquinas me deja alucinada, la energía de Kike y su pasión por la música y el diseño me encantan... He aprendido de todas las personas que están con nosotros y los que han pasado por aquí que cuando trabajas en el ambiente adecuado y haces lo que te gusta siempre querrás más.

La 2º cosa que he aprendido y creo que es de lo que más disfruto es compartir lo que estoy constantemente aprendiendo y haciendo. Cada vez que llegan “mis nuevos interns” de cualquier parte de Europa o del mundo y hay que enseñarles nuestros procesos, herramientas para gestionar el espacio, los proyectos o redes sociales es algo que disfruto mucho. Ver, descubrir sus aptitudes y poder aportar un granito de arena en su formación y en su "primer contacto" con el mundo laboral me encanta y me motiva a seguir formándome.